< Volver

“Jornada de ACN sobre Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas”

El pasado día 10 de los corrientes, organizada por la Asociación para el fomento del Cumplimiento Normativo (ACN), de la cual Lupicinio International Law Firm es miembro y copatrocinador, tuvo lugar una interesante  jornada, centrada en la  responsabilidad penal de las personas jurídicas.

 

El evento reunió en las 60 asistentes que no perdieron detalle de la ponencia principal, a cargo de D. Eduardo Torres Dulce, ex Fiscal General del Estado y actual Of Counsel de la firma Garrigues, que repasó el articulado del Código Penal sobre la materia que nos ocupaba, realizando una suerte de exégesis de la norma, así como de algunas Circulares de la Fiscalía General del Estado, diseccionando también la reciente y controvertida sentencia del Tribunal Supremo de 29 de febrero de 2016, pionera en esta materia.

 

Comenzaba el ponente apostatando; reivindicando su ateísmo ante la interpretación actual de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, tildándola de invasión en las áreas del Derecho tanto procesal como penal, que se han venido estructurando históricamente en torno a la concepción culpabilística personal como parte del trinomio culpa-responsabilidad-punibilidad.

 

Continuó Torres Dulce desgranando los males que aquejan al Código Penal  (“la Constitución en negativo”), que a pesar de estar regido teóricamente por el principio de intervención mínima, ha sido ya reformado en más de 25 ocasiones, lo que lo convierten en el más “retocado” de Europa  y que carece de un verdadero corpus jurisprudencial.  Asimismo, apeló a la  “ornamental” exigencia de previsibilidad (sobre la que se vertebra el cumplimiento normativo) en el Código Penal, que resulta más retórica que eficiente.

 

acncollage

 

 

 

Se refirió el ex Fiscal General del Estado al sistema de transferencia vicarial de la responsabilidad establecido por el legislador, tomando partido en el debáte público sobre la responsabilidad de las entidades con personalidad jurídica, en contraposición a la responsabilidad autónoma. Se detuvo también en la controversia suscitada por  la definición  “representante”, en  su opinión excesivamente abierta por la vaguedad del término ”beneficio” (directo o indirecto, incluso reputacional), que permite derivación de la responsabilidad a casi cualquier cargo de las organizaciones, incluyendo subordinados.

 

Salpimentó su discurso con citas cinéfilas y literarias, explayándose en una reflexión sobre la figura de la exención (total o parcial) de responsabilidad penal (sujeta a condiciones), elemento “alienígena” en nuestro Código Penal, carente, según él, de sistemática, introducido para paliar la exhaustividad en la citada definición de “responsable”.

 

Explicó la fractura en la sentencia del Tribunal Supremo del pasado 29 de febrero  por la controversia  en los elementos constitutivos del tipo del delito, la carga de la prueba a la hora de demostrar la eficiencia de los sistemas de compliance –cuya ausencia supone, si no causa de punibilidad, sí la inclusión en dicho tipo-. Se mencionó también el eventual conflicto de intereses que puede afectar a los representantes de las empresas al verse atrapados, en sentencias como la tratada, en una posición de garante.

 

Hizo referencia a situaciones marxistas (de los hermanos Marx) en que las estructuras de cumplimiento normativo bordean la legalidad en cuanto a taxatividad, a la inexistencia de una doctrina jurisprudencial clara (que de aquí a verano presumiblemente se irá aclarando, gracias a otras dos causas, aún en el “telar” del Tribunal Supremo,  de próxima resolución). Se aludió al aspecto polémico y mediático de la dosimetría penal de la sentencia, y al derecho a la última palabra para la persona y no para la empresa, susceptible de nulidad.

 

Durante el turno de preguntas, se apostilló la aplicabilidad de esta normativa en los casos que afecten a sindicatos y partidos políticos, que  a todas luces se van a ver abocados a la implantación de exhaustivos sistemas de compliance. Los responsables de aquellas organizaciones, que alegando desconocimiento (los que se enteran de las cosas por la prensa), han de ponerse serios pues no poner en marcha medidas preventivas, podría conllevar a la consideración de dolo eventual por la existencia de ignorancia deliberada.

 

Nuestro Managing Partner, Lupicinio Rodríguez, cerró dicho turnohaciendo una reflexión sobre la globalidad del mercado y el problema añadido que supone competir contra rivales que no realizan las notables inversiones en sistemas de cumplimiento normativo que lastran nuestra competitividad ante dichos adversarios, que unen este dumping ético, al social y al medioambiental

 

 

 

P1050863    L&P   P1050836

Los invitados aprovecharon para hacer networking durante la pausa               D. Eduardo Torres Dulce y                                                Animado turno de preguntas                                                                                                                                                                                                                          D. Lupicinio Rodríguez  

           

La segunda parte del encuentro corrió a cargo de los responsables de cumplimiento normativo de dos importantes empresas como son Sareb y Gamesa.

 

 

María Valdés  narró sus experiencias como responsable de Cumplimiento del “banco malo”  haciendo un alegato en favor de la claridad en los modelos ( que deben ir siempre “pegados al riesgo”, poniendo el foco en aquellas situaciones de mayor impacto) y en la asignación de responsabilidades. Destacó la dificultad para paliar en su totalidad el riesgo en su organización dada la profusión y heterogeneidad de los activos gestionados así como el enorme grado de externalización y subcontratación de procesos que obliga a hacer extensivos los códigos de conducta y a suscribirlos en cada contrato.

 

Comentó también la falta de efectividad de los canales de denuncia que tan buen resultado han obtenido en el mundo anglosajón pero que no acaban de cuajar con nuestra idiosincrasia, además de no ser anónimos como en otras jurisdicciones por chocar con la LOPD.

 

Por último, destacó la numerosa casuística y la imposibilidad de llegar en la práctica  a una situación de riesgo “0”, debiendo establecer un margen de tolerancia, ya que de no asumir cierto grado de   riesgo operacional , sería imposible funcionar y se paralizaría  la empresa.  La idea es pasar de lo general a lo particular  para barrer un espectro lo más amplio  posible de las situaciones de riesgo pero optimizando los recursos, aplicando muestreos y  porcentajes.

 

P1050871   P1050877

María Valdés, Directora de cumplimiento normativo de SAREB                        Germán González, Director de Ética y Cumplimiento Normativo de GAMESA                                                                                y Sergio Salcines, Presidente ACN   

 

 

Germán González, de Gamesa, puso el foco en la necesidad de elaborar mapas de riesgos y matrices de riesgos y controles, para evitar las contingencias más probables y la conveniencia de coordinar la metodología de cumplimiento normativo con la de auditoría y control interno de las empresas. Se quejó de la progresiva fiscalización de la labor de los departamentos de auditoría y cumplimiento de las empresas a los que se trasladaron desde 2010 las funciones de “policía”, para después, dar un paso más y empezar a exigir responsabilidad penal por esa vigilancia.

 

Destacó la imperiosa necesidad de la inversión en formación para la óptima elaboración de un buen modelo de prevención de riesgos penales, así como de aplicar el sentido común como norma general a la hora de poner en marcha códigos de conducta, canales de denuncia, protocolos de investigación y códigos disciplinarios.  Para finalizar hizo González una reflexión, dada la magnitud de su empresa y la multiplicidad de localizaciones y culturas en que se encuentra implantada su organización, sobre la necesidad de la formación de un comité de ética y cumplimiento, en dependencia de Auditoría a la que debe reportar, que se encargue de integrar todas las jurisdicciones, teniendo en cuenta las particularidades de cada jurisdicción, en una clara aplicación de la atención a la diversidad.

 

 

 

Una muy interesante jornada, como todas las que ACN viene organizando, acercando la experiencia y el saber de grandes profesionales y expertos en materia de Cumplimiento Normativo.

 

 

 

Lugar: Platea Madrid, 28001 Madrid, Madrid, España

Consúltenos

Para cualquier otra información, por favor, no dude en contactar con nosotros en:

T +34 91 436 00 90
F +34 91 575 20 18
e-mail: [email protected]

Socio Director: Lupicinio Rodríguez
T +34 91 436 00 90

¿Dónde estamos?

Nuestra oficina principal está en Madrid:

Villanueva 29
28001 - Madrid
T +34 91 436 00 90
F +34 91 575 20 18
Ver mapa

También tenemos oficinas en:Barcelona, Valladolid, Bilbao, Vigo y Dubai.

ACTUALIDAD

En esta sección el profesional de los medios de comunicación encontrará toda la información y recursos relativos a Lupicinio Abogados.

TRABAJA CON NOSOTROS

Si deseas colaborar con nuestra Firma, consulta estas secciones:

b86bd000f3ab3ead93b9b41ac72246f1qq