EMBAJADOR DE CUBA HABLA SOBRE INVERSIÓN

El embajador de Cuba en España se ha referido al proceso de transformación cubano y a las actuales relaciones con España.
El subdirector general para México, Cuba y Centroamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores, Carlos Blasco, ha expresado que la visita de Pedro Sánchez impulsará la dimensión económica entre ambos países.

Madrid, 31 de octubre de 2018.- El embajador de la República de Cuba, Gustavo Machín, intervino ayer en una mesa redonda con instituciones españolas en la sede de la firma legal Lupicinio International Law Firm para hablar sobre las oportunidades de inversión de la Isla. Asimismo, el presidente del Club de Exportadores e Inversores, Antonio Bonet, y el socio-director de Operaciones Internacionales y de la oficina de Madrid del despacho español, José María Viñals, participaron en este desayuno de trabajo con más de 50 asistentes y que reunió a representantes de los sectores de energía, sanidad, abogacía y consultoría.

Durante el acto, el embajador Machín recalcó que el proceso de actualización de la Constitución cubana está en marcha: “El proceso es irreversible. Estamos trabajando sin prisa, pero sin pausa en este proceso de transformación”. Asimismo, el embajador expuso las oportunidades de inversión para las empresas españolas, con ocasión del próximo viaje del Presidente Sánchez a la Isla. En este sentido, indicó que la mayoría de los sectores económicos de Cuba están abiertos a la inversión extranjera y que la cartera de inversiones incluye aproximadamente medio millar de proyectos en los que puede participar la empresa extranjera.

Machín destacó que su objetivo es trabajar en reforzar las relaciones entre nuestros países, no sólo económicas, sino también culturales, científicas y académicas: “Cuba tiene la mayor voluntad de que España participe en este proceso de transformación”.  El diplomático ha expresado que, con la visita del presidente Sánchez a final de noviembre, se espera que las relaciones entre ambos países se consoliden y avancen, así como la agenda de las conversaciones sea lo más amplia posible. El embajador también reafirmó que la invitación de Cuba a Felipe VI sigue abierta, y que, de producirse, “sería un reflejo del alto nivel alcanzado en las relaciones bilaterales entre ambos países”.

El subdirector general para México, Cuba y Centroamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores, Carlos Blasco, calificó las relaciones entre ambos países de muy buenas: “La normalización y las relaciones entre ambos países es mucho más amplia en la realidad de lo que refleja el marco institucional, y se quiere afianzar, basándose en el respeto y la confianza mutua”. Este hizo hincapié en que la dimensión económica es un elemento muy importante de la relación bilateral y que tiene un importante potencial de desarrollo, lo cual contribuirá al progreso de Cuba, así como a las oportunidades para las empresas españolas. “La visita del presidente de España impulsará este proceso que se consolidará en los próximos años”, aclaró el subdirector.

INVERSIÓN PARA LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS

El diplomático cubano señaló que España es uno de los principales socios inversores en Cuba: “Hay dos grandes desarrollos de proyectos inmobiliarios relacionados con el turismo. Además, las empresas españolas están participando en licitaciones para la construcción de campos eólicos y fotovoltaicos”. Hizo referencia a China y a Venezuela como los principales socios comerciales, a pesar de que “España es el primer socio comercial respecto a la variedad de intercambio y el primero en valor en la Unión Europea”.

“El cambio de la postura común de la Unión Europea frente a Cuba ha venido seguido por el acuerdo de diálogo político, que entró provisionalmente en vigor en noviembre, es todavía joven”, tal y como explicó el embajador. No obstante, Machín expresó su aprecio por que el diálogo político ya está comenzando a implementarse. “Desde el punto de vista de la cooperación, los espacios que existen para ello se están empezando a canalizar. Esto amplía las posibilidades de que los mecanismos de cooperación de la UE, incluyendo, por ejemplo, la financiación, apoyen a nuestros inversores en Cuba, lo cual beneficiará las inversiones”.

Para cubrir la deuda comercial a corto plazo, Cuba ha tratado de obtener un crédito puente, lo que no se ha podido aún concretar. La directora de Riesgo País y Gestión de Deuda de CESCE, Inés Menéndez de Luarca, confirmó que se ha abierto una línea revolving para créditos documentados a corto plazo. En cualquier caso, el plan de la economía cubana de 2019 incluirá aportes para el pago de la deuda comercial de la Isla a corto plazo, y aunque ahora mismo se esté priorizando la deuda soberana, en ningún caso hay intención de suspender pagos o no reconocer su deuda comercial, según el embajador de Cuba en España.

LAS TRANSFORMACIONES EN MARCHA

Entre las modificaciones más importantes es central el cambio constitucional de Cuba, el cual va a suponer prácticamente una nueva constitución, y su mayoría va a ser novedosa. Se va a modificar la estructura política del país, creándose la figura de un presidente y de un primer ministro. Además, se están favoreciendo las instituciones municipales y el gobierno central. El embajador reiteró que la Constitución cubana es abundante de derechos y que en esta nueva se recogerá, por ejemplo, que “el matrimonio será entre dos personas”, protegiendo así el matrimonio homosexual.

Desde el punto de vista económico, se reconocen diferentes formas de producción y propiedad: pública, cooperativa, privada, mixta y personal. El embajador ha recalcado que con la reforma, Cuba no renuncia a la planificación económica, aunque se introducen algunos mecanismos de economía de mercado. Otro de los asuntos que ha querido subrayar es la nueva Ley de Inversión Extranjera, con el fin de que se recoja la realidad práctica que desde 2010 viene cambiando, donde el trato del inversor extranjero no solo se considera importante, sino un pilar estratégico del desarrollo del país. En esta ocasión, ha dado su agradecimiento a las pequeñas y medianas empresas españolas que ya están instaladas.