Práctica de mediación comercial de la “Belt and Road Initiative” en Shanghai: un resumen

ruta de la seda

 

En 2013, el presidente chino Xi Jinping anunció el comienzo del “Cinturón económico de la Ruta de la Seda con los países de Asia Central”, también conocido como la “Iniciativa de Cinturón y Carretera”. Este plan económico y comercial intercontinental consiste en una gigantesca red de proyectos de infraestructura tanto ferroviaria como marítima. Sirviendo como una nueva ruta comercial con el objetivo de unir a China con todo el continente euroasiático y África, los proyectos actuales buscan conectar directamente al gigante asiático con lugares tan lejanos y clave como los puertos europeos de Rotterdam y Venecia.

Como se mencionó anteriormente, esta enorme empresa ha atraído compromisos de inversión de más de 68 países y organizaciones internacionales, y se espera que tenga un costo total combinado de 1 billón de dólares en proyectos de infraestructura, con China invirtiendo directamente más de 210.000 millones de dólares y las empresas chinas obteniendo más de 340.000 millones de dólares en contratos de construcción en toda Europa, Asia y África.

Pero este gigantesco proyecto no sólo consiste en infraestructura, sino también en acuerdos comerciales y, lo que es más importante, en una estructura legal que la apoye. China planea establecer una serie de tribunales internacionales e instituciones legales para proporcionar cobertura legal a toda la empresa, especialmente a aquellos que sirven como centros alternativos de resolución de disputas (o “ADR”).

A la luz de la creación de un buen ambiente legal para continuar mejorando su posición global, entre las muchas acciones emprendidas por China, debemos destacar el recientemente establecido Centro de Mediación Comercial de Shanghai (o “SCMC”). La creación de una institución de este tipo en 2011 fue de suma importancia para el gigante en desarrollo por varias razones.

En primer lugar, debemos ver esto desde una perspectiva geopolítica. La Iniciativa del Cinturón y la Carretera no sólo se considera la mayor asociación comercial mundial en una era de crecientes conflictos comerciales, sino que también es el proyecto de política exterior más importante, cuyo objetivo es proyectar su poder e influencia en todo el mundo. En este sentido, debemos recordar que en los últimos 20 años, los principales centros de ADR internacionales han estado ubicados en ciudades occidentales como Londres, París, Estocolmo o Nueva York, o en otros países desarrollados como Singapur y la región administrativa especial de Hong Kong.

Además, la variedad de países, y por lo tanto de culturas jurídicas, que participan en la Iniciativa del Cinturón y la Carretera requiere el establecimiento de un sistema sólido que pueda proporcionar seguridad jurídica a los muchos y diferentes proyectos que la componen. Esto se logra mediante la creación de una organización de mediación comercial que puede ofrecer soluciones “win-win” para las empresas, como pretende el SCMC.

Además, el SCMC busca adherirse a la implementación de prácticas orientadas al mercado, seguir las leyes inherentes a las disputas comerciales y asegurar el desarrollo sostenible de la mediación comercial. Por esta razón, el SCMC ha explorado activamente una nueva manera de interactuar con el sistema judicial, especialmente en China, y ha completado el proceso de litigio y mediación coordinando una fuerte relación, por ejemplo, con los tribunales intermedios de Shangai, así como con los tribunales de propiedad intelectual, marítimos y ferroviarios.

En este sentido, esta relación de coordinación de litigios y mediación también ayuda a promover las capacidades de servicio y los niveles de servicio de ambas partes a través de esta plataforma. Por ejemplo, el Tribunal Intermedio No. 1 de Shanghai solicitó el asesoramiento del SCMC antes de introducir varias medidas para promover el mecanismo diversificado de solución de controversias, y también pidió al SCMC que dictara conferencias sobre la mediación para los jueces.

Por ejemplo, el Tribunal Intermedio No. 2 de Shanghái encomendó a más de 100 mediadores invitados al SCMC una gestión unificada y normalizada a fin de ayudar a los mediadores invitados a mejorar su capacidad profesional de mediación.

En tercer lugar, el SCMC busca establecer una institución de capacitación en mediación comercial para capacitar a profesionales de la mediación nacionales y extranjeros. Con el fin de cultivar más profesionales de la mediación comercial, desde 2013 el Centro de Formación de la Cualificación de la Mediación Profesional Comercial de Kaisheng ha supervisado la formación de futuros mediadores, algunos de ellos procedentes de instituciones tan importantes como el Colegio de Abogados de Shangai, la Asociación Nacional de la Industria de Valores, la Comisión Municipal de Comercio de Shangai e incluso el Colegio de Abogados de Hong Kong.

La formación de profesionales familiarizados con la mediación comercial constituye una buena base para fortalecer los servicios jurídicos en la aplicación de la Iniciativa de la Faja y la Carretera.

Por último, el SCMC también promueve la cooperación con las principales organizaciones de mediación comercial mundiales, mejorando continuamente el nivel de profesionalización del equipo de mediación, y pretende integrarse en la familia internacional de ADR. Las numerosas implicaciones internacionales de la Iniciativa “Belt and Road” requieren que el SCMC adopte una perspectiva internacional. Es por esta razón que busca mejorar su capacidad de servicio y promover la cooperación con otras organizaciones internacionales de mediación comercial, tales como la Asociación de Arbitraje Internacional, el Centro de Mediación de Singapur y la Oficina de la Línea de Ayuda de Mediación Conjunta de Hong Kong. Lo más importante es que el SCMC trabaja en estrecha colaboración con Judicial Arbitration and Mediation Services, Inc. (JAMS) en los Estados Unidos, el mayor proveedor de servicios de ADR.

Después de más de 8 años de práctica y con un número creciente de disputas comerciales transfronterizas e interdisciplinarias, la SCMC resolvió con éxito 554 de los 973 casos que aceptó formalmente, lo que representa una tasa de éxito en la mediación del 59,12% y un total de 14.400 millones de yuanes en transacciones.

Autores: Matias Gatto de Aracil y Paloma Laura García Carabantes
Pasantes, Lupicinio International Law Firm
Para más información: Julia Collado Lainez